Érase una vez un sueño

Acabó en un karaoke

with 4 comments

Nos conocimos en París hace ya algo más de dos años y medio. Todavía lo recuerdo, fue mi primer día allí, y me quedé en la calle sin poder entrar a casa mientras llovía. Estos franceses con sus porteros con clave… Y desde el principio me ayudó mucho.

Desde entonces nuestra relación había sido un poco intermitente. No era que nos buscásemos sólo por necesidad, pero supongo que a veces simplemente inicias una relación por la seguridad que esta te aporta. De hecho, en verano ni nos veíamos. Una época difícil para las relaciones, la gente que va muy ligera de ropa cuando llega el calor.

El jueves pasado fue uno de estos días que sales a tomarte una, y al final acabas borracho en un karaoke, de estos en los que habita la tentación. Con escaleras hacia abajo y copas de garrafón, escenario pequeño y mujeres malas que diría mi madre. Y claro, con unas copas de más pasan esas cosas que pasan, y luego te arrepientes. Terminas vomitando donde no debes y parece que se te olvida todo, y al final parece que se te olvida lo que no se te debería olvidar…

En fin, supongo que tendré que comprarme un paraguas nuevo, mira que dejarlo olvidado en el karaoke…

About these ads

Written by dajoropo

3 marzo, 2010 at 18:12

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with , ,

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Al final de que te arrepentiste????.

    No te arrepientas, simplemente es una experiencia vital mas…..

    Pitxi

    4 marzo, 2010 at 9:00

  2. Pues de que perdí mi paraguas!! Mi fiel compañero de viaje, pero bueno, ya me he comprado otro igual :)

    dajoropo

    4 marzo, 2010 at 10:50

  3. Joder, debe ser xungo que te puedan sustituir con tanta facilidad, pobres paraguas, con la de cosas que hacen por nosotros…

    Un saludo!

    MiguelBau

    5 marzo, 2010 at 10:57

  4. “vomitas donde no debes”… joder… ¿que hay un lugar para haCerlo?
    :P

    Me gustó mucho que dejas ver un toquecito de lo que puede ser, a que nos imaginemos cochinadas y al final rematas con una frase inocente y blanca… ¡maestrazo!

    kluzter

    8 marzo, 2010 at 4:41


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: