Érase una vez un sueño

Recomenzar

with one comment

La mayoría de las veces resulta más fácil empezar de nuevo que cambiar lo que ya existe, o por lo menos nos da la impresión de que es así. Cuadernos nuevos al iniciar el curso, limpios, sin tachones y sin errores. Nada de lo que arrepentirse, ninguna equivocación. Todo por hacer.

Cuando empecé el blog lo hice básicamente para contar los viajes que iba teniendo y mantener a los amigos al día, aunque lo primero que escribí fue para intentar esclarecer la muerte de nuestro querido Doraemon, el objetivo era contar todo lo vivido en México, que sólo con el transporte en taxi, colectivo y bus ya daba para mucho, y si encima le añadimos tequila, ya ni te cuento.

Al volver ya no estaba viviendo experiencias en el extranjero pero me gustó seguir escribiendo sobre cosas que me pasaban, desde el robo de la antena del coche hasta los resultados de una fiesta en casa, pasando por batallas con mosquitos y mi baño favorito de la universidad (the best toilet ever).

Y aunque luego haya vuelto a irme a otros sitios y haya seguido contando mis paranoias, la verdad es que poco a poco he dejado de escribir como antes, aunque creo que habría entradas dignas de aparecer aquí reflejadas, como cuando en Zürich explotó aquella botella en el contenedor de reciclaje o aquél día tan gracioso con el policía de Adliswil.

La razón principal: el tiempo. No es sólo tener menos, también es no organizarlo bien, o no tener tantas ganas de escribir, aunque a veces sí tenerlas y pensar que sería mejor empezar un blog nuevo, tal vez poner una temática, escribir sobre algo en concreto, en definitiva, empezar en un cuaderno nuevo y limpio porque no le veía el hilo a lo que ya hay.

Pero la verdad es que revisando algunas entradas, me he dado cuenta de que este blog es como tener un archivo del pasado para mí, ver las cosas que me gustó escribir en determinados momentos es la versión escrita de un álbum de fotos. Esos que ya no se hacen en la era digital que tenían fotos antiguas pegadas entre una página y un plástico protector.

Así que bueno, tan sólo quería decir, que me apetece volver a escribir fotos y que me apetece seguir usando este mismo álbum.

About these ads

Written by dajoropo

22 marzo, 2011 a 11:29

Publicado en Reflexiones

Etiquetado con

Una respuesta

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Es mentira que se pueda empezar de cero a menos que saldes las cuentas del viejo cuaderno de cálculo y, aún así, te llevarás alguna, de una mala suma o una buena resta, que siempre tendrás en cuenta en la nueva libreta junto con los viejos borrones, tachones y garabatos. Porque al final, los sueños de entonces no cambiaron tanto. Es bonito que los despiertes en primavera. Besos.

    proveedora

    22 marzo, 2011 at 17:44


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: