Érase una vez un sueño

Posts Tagged ‘cine

Ficción

with 2 comments

No sé si es que veo demasiada ficción y se me está atrofiando el cerebro en consecuencia, pero en cuanto leí sobre el avión desparecido en el océano, lo primero que pensé fue “Lost”. Luego me dije que era un poco de mal gusto, que había muerto gente, y esas cosas. Pero claro, ahora leo que una mujer que perdió el avión muere a las dos semanas debido a un accidente de tráfico, y lo primero que me viene a la cabeza es “Destino final”…

¿Qué más puede ocurrir en esta historia? ¿No me estará afectando demasiado ver tanta ficción? No lo sé, pero me voy a poner una peli…

Written by dajoropo

13 junio, 2009 at 10:50

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with , ,

Emociones

with one comment

“Sans toi, les émotions d’aujourd hui ne seraient que la peau morte des émotions d’autrefois”

(Sin ti, las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las de ayer)

– Hipólito, Le fabuleux destin d’Amélie Poulain

Una vez me dijeron que una película era verdaderamente buena si, pasados 10 años, al volver a verla seguía despertando lo mismo en ti que la primera vez que la viste. Hace ya casi 8 años, y Amélie va camino de serlo…

Written by dajoropo

13 noviembre, 2008 at 0:18

Publicado en Frases y citas

Tagged with

La voz muda

with one comment

Año 1936, tras toda una carrera de cine mudo, Charles Spencer Chaplin, realiza Tiempos Modernos, película que introduce el sonido en su filmografía. Todo el planeta espera expectante oír hablar a Charlot en el cine. En aquellos momentos Chaplin era la persona más famosa del planeta.

En la última escena de la película, Charlot trabaja de camarero en un restaurante y le exigen cantar una canción. Se apunta la letra en una manga, pero al comenzar a bailar la pierde, no sabe qué hacer y canta una canción con la letra inventada.

Intentando parecer una mezcla entre italiano y francés, versionando la canción Je cherche après Titine, Chaplin consiguió que Charlot hablase manteniendo el lenguaje universal que le caracterizaba. No sabremos como fue la sensación que habríamos tenido de vivir aquel momento, pero… ¿Acaso no les parece bello?

“Insiste en tus errores, porque esa es tu verdadera personalidad”
Julio Cortázar

Written by dajoropo

21 julio, 2008 at 19:03

Publicado en Historias

Tagged with , , , ,

Kill Bill Volumen 2: Superman

with 5 comments

Spoiler. Si no has visto la película, yo que tú no leería esto.

Bill: As you know, l’m quite keen on comic books. Especially the ones about superheroes. I find the whole mythology surrounding superheroes fascinating. Take my favorite superhero, Superman. Not a great comic book. Not particularly well-drawn. But the mythology… The mythology is not only great, it’s unique. Now, a staple of the superhero mythology is, there’s the superhero and there’s the alter ego. Batman is actually Bruce Wayne, Spider-Man is actually Peter Parker. When that character wakes up in the morning, he’s Peter Parker. He has to put on a costume to become Spider-Man. And it is in that characteristic Superman stands alone. Superman didn’t become Superman. Superman was born Superman. When Superman wakes up in the morning, he’s Superman. His alter ego is Clark Kent. His outfit with the big red “S”, that’s the blanket he was wrapped in as a baby when the Kents found him. Those are his clothes. What Kent wears – the glasses, the business suit – that’s the costume. That’s the costume Superman wears to blend in with us. Clark Kent is how Superman views us. And what are the characteristics of Clark Kent. He’s weak… he’s unsure of himself… he’s a coward. Clark Kent is Superman’s critique on the whole human race. Sorta like Beatrix Kiddo and Mrs. Tommy Plimpton.

The Bride: Aso. The point Emerges.

Bill: You would’ve worn the costume of Arlene Plimpton. But you were born Beatrix Kiddo. And every morning when you woke up, you’d still be Beatrix Kiddo. Oh, you can take the needle out.

The Bride: Are you calling me a superhero?

Bill: I’m calling you a killer. A natural born killer. You always have been, and you always will be. Moving to El Paso, working in a used record store, goin’ to the movies with Tommy, clipping coupons. That’s you, trying to disguise yourself as a worker bee. That’s you tryin’ to blend in with the hive. But you’re not a worker bee. You’re a renegade killer bee. And no matter how much beer you drank or barbecue you ate or how fat your ass got, nothing in the world would ever change that.

Written by dajoropo

10 agosto, 2007 at 13:36

Publicado en Frases y citas

Tagged with

Azul. Cierra y abre ciclos.

with 13 comments

A veces me gusta mucho pensar en por qué ocurren las cosas. Ir tirando de los acontecimientos que me llevan desde la situación actual hacia el pasado. Ver qué acciones la originaron y así creer que puedo entender un poco mejor como he llegado hasta aquí. Y al final ver que no controlo casi nada.

El 10 de enero de 1993 se estrenó Azul, dirigida por Krzysztof Kieślowski. Sí, yo tampoco sé como pronunciar el nombre de este hombre, pero sé decir gracias, cómo estas, bien y cariño en polaco (Ah! Migue, también sé decir Marta en polaco ;).

Esta película daría comienzo a la trilogía conocida como “Tres colores” (Azul, Blanco y Rojo), cada uno de ellos uno de los pertenecientes a la bandera francesa, y cada una de las películas representando el significado de los colores: azul libertad, blanco igualdad y rojo fraternidad.

Azul

Cuando yo era pequeño, mi hermano mayor tenía esta película grabada, y recuerdo un día en el que la rebobinaba una y otra vez para poder copiar de los subtítulos la letra del coro del principal tema musical de la película. Cosas de los soportes magnéticos.

Resulta que ese coro está extraído de la Primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios. Tiempo después dimos este texto en clase de religión (Tras cambiar de profesor, el anterior sólo recuerdo que nos tiraba de las orejas de vez en cuando). Mi hermano me pidió que le preguntara a la profesora si se podía encontrar el texto en su idioma original y resultó que la profesora no tenía ni idea del asunto, pero me sonrió.

Pasó el tiempo y el año pasado, en el programa de Quintero, se leyó un fragmento de la carta a los Corintios. Recordé la película, que no había llegado a ver, y la añadí a la lista de pendientes. Impulsos que tiene uno.

Hace unos meses me robaron la antena del coche. Ahora sólo se oyen las emisoras más famosillas y, bien aconsejado, recurrí a las cintas de casete (Cintas que desde hace tanto tiempo guardaba y a punto había estado de tirar varias veces) para poder poner algo de música cuando sufría los ataques de la radio. Sus ataques consisten en ponerte las mismas canciones día tras día a la misma hora hasta que eres un zombi a su servicio y llevas tu coche a CarGlass y pagas la cuota de Legalitas.

Hace un mes me dan una hermosa baja (Gracias Karma) y me pongo a ver películas como un loco. Veo unas dos diarias, a veces creo que es enfermizo, pero aquí estamos. Ayer vi Azul. No es que haya cambiado mi vida, pero me gustó mucho y me he enamorado de Juliette Binoche.

Ayer por la noche, después de ver la película, de entre las cintas viejas que tengo en el coche, salió una que grabé hace años. La cinta tiene muchas canciones de bandas sonoras de películas, y entre ellas la canción de Azul, la canción del coro: Song for the Unification of Europe.

Y toda esta historia, para terminar poniéndoos aquí el texto que recogí cuando Quintero mencionó la carta en su programa y que me hace ahora poner en la lista de pendientes a Blanco y a Rojo. Disfruten, y recuerden niños, los ciclos nunca duermen.

Fragmento de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintos.

“[…] Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden.

Ya podría tener el don de profecía y conocer todos los secretos y todo el saber, podría tener fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada.

Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es paciente, afable; no tiene envidia; no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad.

Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites.

El amor no pasa nunca.”

Written by dajoropo

3 abril, 2007 at 19:15

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with , , ,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.