Érase una vez un sueño

De Oaxaca a Puerto Escondido

with 7 comments

La estación de autobuses de segunda te daba a entender que no iba a ser un viaje como los anteriores. Cruzábamos las salas de espera de las diferentes líneas atrayendo miradas, porque seguramente éramos los únicos extranjeros en los alrededores, y la gente, pues tenía curiosidad. Entre los bultos que la gente tenía a su lado mientras esperaba el autobús había enormes bolsas negras, hortalizas, algún mueble e incluso animales… como digo, esto prometía.

Cuando nos sentamos a esperar la llegada de nuestro autobús ya estaba claro que ese viaje iba a ser diferente, y claro, lo único de lo que hablábamos era de especulaciones acerca de cómo sería el autobús que nos llevase a la tan querida playa. El viaje sería de unas 6 horas así que yo intentaba consolar a Tania diciéndole que para un viaje tan largo, el autobús tendría que ser “algo” bueno, pero cada vez que un autobús llegaba, y era más cutre que el anterior, Ruben no hacía más que decir:

– ¡Mira!, si ese autobús que se cae a trozos es de la misma compañía que vamos a tomar nosotros…
Y claro, con la preocupación, Tania enunció la gran frase del viaje:
– I’m too old for this shit!

Que traducido de unos idiomas viene a decir que aunque ella haya disfrutado mucho viajando por Turquía en autobuses destartalados hace unos años, ya ha llegado a la edad en la que se agradece el confort antes que la aventura. Lo pongo para quién no sepa inglés, vamos.

Luego llegó el autobús. De entre todos los que habíamos visto ese día, digamos que era de calidad media. Antes de que nadie subiera a él, ya estaban repletos los maleteros, con hortalizas varias y bolsas negras de desconocido contenido, así que subimos con nuestras mochilas (éramos tres y eran bastante grandes).

Lo primero que me llamó la atención al subir al autobús, bueno, lo segundo, porque lo primero era el olor, que paso de describir… pues lo segundo que me llamó la atención fue que la parte del conductor estaba separada de la de los pasajeros con una puerta, que junto con todas las cortinas desplegadas, convertía al autobús en lo más parecido a una caja de zapatos con ruedas que he visto en mi vida. No sabías ni a dónde ibas, ni por dónde pasabas, tan sólo que eso se movía. Fue entonces cuando comprendí como se sentía mi gato cuando lo llevaba al veterinario dentro de aquella cesta…

Dado que no podíamos poner todas las maletas sobre, ni bajo nosotros, la de Tania que era la más grande, tuvo que ir en uno de los asientos del fondo, junto con un montón de cajas que empezó a meter un hombre, que si no dio más de 12 vueltas cargado de equipaje, no dio ninguna. Lo malo de poner la maleta tan lejos es que de vez en cuando teníamos que mirar atrás a ver como estaba, hubo un tipo que la toqueteó un par de veces, pero no le sacó nada. Total, lo único que tenía era ropa.

Sentados y en marcha, creo que fue Ruben quién me comentó que el tipo a su lado olía bastante mal. Me extrañó que pudiese distinguir el olor de algo allí dentro, pero le creí. A mi lado algunas personas viajaban en el pasillo sobre sus maletas porque no quedaba espacio, algunas personas que no iban hasta el final del recorrido iban de pie y había un gato pequeñito que se paseaba por el autobús con una cuerdecita al cuello. En fin, que sólo faltaban unas gallinas por allí dando vueltas y un señor con enorme cicatriz en la cara mirándonos fijamente y aquel viaje sería insuperable, ni por las pelis, vaya.

Fueron unas 6 horas de cabezadas y malsueño, luego al llegar a Puerto Escondido, un taxi hasta el hotel, y ya empieza la historia en los trópicos…

“No existe lo desconocido, sólo lo temporalmente desconocido”
Kirk, Star Trek: la serie original.

Written by dajoropo

25 enero, 2006 a 11:59

Publicado en Viajando

Tagged with , ,

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Pero bueno creía que ya estabas en Fuengirola, o es que esos son los nuevos autobuses urbanos de nuestra pequeña gran ciudad.

    Ps. Una traducción muy literal.

    Glaurung

    26 enero, 2006 at 0:25

  2. hola dani creo que has olvidado traducir al mexicano, que es eso de cutre? podria sacar el significado por contexto pero me han gustado tus traducciones

    Miguel

    26 enero, 2006 at 21:50

  3. Bueno, intentaremos darle una definición🙂

    Cutre, de superlativo cutrísimo, según la Real academia de la lengua española viene a ser:
    1. adj. Tacaño, miserable. U. t. c. s.
    2. adj. Pobre, descuidado, sucio o de mala calidad. Un bar, una calle, una ropa cutre.

    En la historia que contaba arriba se refiere a la segunda entrada del diccionario, que es la que más se usa y que creo que refleja una forma de solucionar los problemas muy de aqui de España, y por herencia historica, también de México🙂

    Si tienes un equivalente mexicano, ponlo, que tenemos que ampliar vocabulario, porque sobra decir que en ciertas situaciones me encantan las cosas cutres, suelen ser las más auténticas!

    Saludos

    Dajoropo

    27 enero, 2006 at 14:29

  4. yo digo que cutre…. lamentablemente por la cercanía e influencia de nuestro poderosísimo vecino más norteño me suena demasiado a “Cute” y aunque ese no sea el significado intentaré entender por cutre las cosas que en mexicano equivaldrían a:

    Chafa, rascuacho, chilero, ogete, pata, caco, lacra, prangana, cochino (por lo sucio).

    creo que hay otras 3 ó 4 más palabras por ahí que no utilizo o desconozco… en fin.. he ahí mia portación al diccionario.

    kluzter

    28 enero, 2006 at 23:02

  5. pues basicamente kluster nombro las mas frecuentes, aunque falto una que recordaras muy bien, “pinche” que puede ser usada por ejemplo: “Nos toco un autobus bien pinche”, haciendo referencia a que les toco un autobus en mal estado.

    bueno dani esto pinta para que realizes una nueva entrega del diccionario

    Miguel

    30 enero, 2006 at 19:10

  6. El pueblo tendrá lo que pide😉 miraré que puedo hacer al respecto…

    Saludos

    P.S: Que magnifica la palabra pinche…

    Dajoropo

    31 enero, 2006 at 13:48

  7. Pues si el Ministerio de Educacion y Ciencia lo quiere,y hay una conjuncion planetaria entre la fecha de mis practicas y la concesion de la beca,lo que empezará en abril será la historia de las llanuras europeas…

    Elmita

    31 enero, 2006 at 15:53


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: