Érase una vez un sueño

Prioridades

with 8 comments

El viernes fui a hablar con el profesor que me va a llevar el proyecto fin de carrera. Me estuvo explicando más o menos de que puede ir, y quedamos en el día en que empezaríamos a definirlo. Luego me habló de una beca de colaboración con el departamento y me quería pasar las bases para que me lo pensara.

— ¿Quieres que te lo imprima? Sólo será un segundo.

En aquellos momentos no podría imaginar lo que un segundo podía durar. Le dio a imprimir, tan sólo teníamos que ir a la sala de reprografía a recoger las copias, pero en ese momento… le llamaron por teléfono. Al principio yo estaba de pie esperando, supuse que no sería mucho tiempo, pero cuando me hizo un gesto con la mano para que me sentara, comencé a preocuparme.

Lo bueno es que la silla era de estas giratorias y me entretuve en mirar todo lo que había en el despacho dando giros sobre ella como un niño pequeño en la peluquería. Alrededor mía trabajos apilados en el suelo, un galimatías indescifrable en la pizarra, pinturas Van Gogh y dibujos de Forges, infinidad de libros en las estanterías, las actas con las calificaciones sobre la mesa… hum… ¿y si ayudase a alguien a aprobar? Creo que a un metro de mi se daría cuenta si me pongo a escribir sobre las actas, es lo que tiene no poseer ningún superpoder.

Mientras tanto la llamada seguía y seguía, le pedían cosas que él decía no saber y por supuesto que según él no debía saber. No sabía como quitarse al interlocutor de encima, y yo estaba allí compartiendo su pena, quién sabe por qué, ¿Por no haber ido 5 minutos antes al despacho?

Cuando llevaba seguramente más de 15 minutos, me empecé a replantear por qué yo estaba esperando y aquella persona no. Quiero decir, yo había concertado una cita con el profesor los días antes, había ido a la facultad (30 Km. en mi coche sin aire acondicionado), estaba perdiendo mi querido tiempo de estudio, y aquella persona tan sólo había marcado un número de teléfono. Si comparamos las inversiones de tiempo ¿Quién merecía ser atendido antes?

Y claro, esa pregunta motiva todo este escrito. Me he dado cuenta de la cantidad de tiempo que he estado esperando cuando alguien ha llamado, y yo que me había desplazado, esperando cola y demás, era el que tenía que esperar. Tan sólo recuerdo como excepción una agencia de viajes, que en la tarjeta ponía, sólo atendemos telefónicamente cuando no hay nadie esperando, un detallazo creo yo.

Cuando alguien te llama, lo más normal, es que de primeras no sepas por qué te llama, a veces ni sabes quién te llama, y claro, eso hace que la llamada pueda ser importante, no sabes cuando te van a llamar para decirte que eres el elegido para asistir a la nueva misión de la estación espacial internacional como sustituto de Pedro Duque, así que debes contestar. Por lo general no importa quién estuviese hablando contigo o qué estuvieses haciendo, tú paras y contestas, rompes un momento, que sabes más o menos de qué va, por otro que no. En definitiva, una apuesta.

Recordando las veces que no he querido contestar una llamada o en las que me he olvidado completamente de que tenía teléfono, me he dado cuenta de que todas eran muy buenos momentos, momentos en los que lo que estaba viviendo era más importante que lo que pudiese venir por la línea telefónica. Así que me he propuesto quitarle importancia a la llamada entrante, pero no así porque sí, ni a lo loco, ni por ir en contra de la gente, que reconozco que me gusta, sino por darle más importancia a lo que estoy viviendo, que a fin de cuentas es lo que vale, lo otro ya vendrá como consecuencia.

“A veces ves un melón y como te gusta mucho, tan esférico, rugoso y verde, crees que quieres ser verde, y te esfuerzas por serlo. Comienzas a hacer todo lo posible por ser verde, pero cuando consigues ser verde, como el melón, notas algo raro. Algo que no tenías previsto. Y es que no sabías que el melón, por dentro, era realmente amarillo”

Written by dajoropo

25 junio, 2006 a 19:06

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Bueno q decirte daniel:
    1º Estoy contigo en eso q es una putada tener q esperar para q te atiendan y q tu deberias ser el primero claro,pero y si fueras el del telefono te gustaria ser el 1º, en conclusion a todo el mundo le molesta esperar y perder el tiempo, en esta vida el tiempo es oro.
    2º Ya eres totalmente dependiente del telefono lo siento pero es asi por mucho q no te guste.
    3º y ultimo punto no tengo pero me parece q lo mejor son 3 puntos asi q si me acuerdo ya te lo pondre🙂

    JansTOpo

    26 junio, 2006 at 15:30

  2. Me encanta Dani intentando boicotear telefónica. Realmente tienes razón, tú debistes ser el primero, pero ya lo sabes para la próxima, llama por teléfono🙂

    Bye

    Glaurung

    29 junio, 2006 at 18:28

  3. Igual lo que tenías que haber hecho, mientras esperabas a que terminara la conversación telefónica, es salirte del despacho, llamar por teléfono a tu profesor, e igual dejaba la llamada que tenía atendida por contestar la llamada por la otra línea que eras tú por supuesto.

    Bueno son cosas que pasan. Tu ética personal y profesional me parece excelente.

    Caminante

    29 junio, 2006 at 23:18

  4. Y esas fotos rescatadas del recuerdo??? jejeje
    Saludos !!!

    ALEX!!!

    30 junio, 2006 at 12:55

  5. ANda que esa filosofía suena rebién… atender a quien llega y no a quien cómodamente sólo teclea teclas.

    Me ha tocado que eso pasa en mi escuela… como cuando prohiben inscribirte si debes dinero.. en lugar de cobrar intereses te prohibenestudiar… ese día tuve que ir a depositar 10 pesos en el banco y mandar el comprobante por fax… para poder inscribirme y un amigo tuvo que depositar 1 peso… 1!!!!

    hay que veeerr!!!

    siendo una celebridad jamás deberías hacer filas.

    kluzter

    1 julio, 2006 at 7:36

  6. Y esas fotos?? no me acordaba de ellas y eso q fue…. la verdad es q sigo sin acordarme donde la hicimos es una laguna mental, sera cosa del alzehimer.

    Que vamos a hacer🙂🙂

    JansTOpo

    3 julio, 2006 at 10:02

  7. Ostia ya me he acordao🙂🙂

    JansTOPo

    3 julio, 2006 at 10:06

  8. chángame Dios… pensé que era nuevo y caí acá de nuevo.. ese bloglines está jugando con mi mente… salut!!!

    kluzter

    31 agosto, 2006 at 22:06


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: