Érase una vez un sueño

Sueños digestivos

with 3 comments

Ayer fuimos a cenar a un restaurante de Bombay, bueno, de aquí de Fuengirola, pero de comida de Bombay. Se llamaba “Bombay Taste” o algo así. Pero lo importante es que comimos carne con bastantes especias desconocidas y con su picantito y todo. Todo muy ambientado, los camareros casi no hablaban español, para que pareciese que realmente estabas en Bombay.

La cosa es que creo que motivados por aquella comida tan exótica al dormir tuve algunas pesadillas, como cuando te hinchas de croquetas para cenar, pero con aroma a especias de Bombay. Me desperté por la noche un par de veces, agitado y sudando, y recuerdo algo de los sueños que tuve.

El primero era una especie de castillo con trampas mortales por todas partes, no se quién me acompañaba, pero éramos un grupillo. Había cocodrilos y todo, y me desperté cuando justo un bicho enorme nos atacaba, momento de máxima tensión del sueño.

Había otro en el que un par de vampiros le chupaban la sangre a una serie de personas que había en una habitación, y yo pensando, ¿por qué no se marcharan los tontos estos de la habitación?, cuando de repente yo me convierto en el último tonto de la habitación y veo como el vampiro se abalanza sobre mi desprotegido cuello. La cosa es que recuerdo que en ese momento empecé a decirle al pinche vampiro que no me chupase la sangre, porque podría conseguirle mucha más gente y no le convenía matarme (no soy valiente ni en sueños) y el tipo se detuvo a mitad de camino, con la boca abierta sobre mi cuello pensándoselo, estaba temblando en la cama, tanto que me desperté y me salvé del vampiro, claro (hay te den draculín).

En el último sueño buscaba con mi hermano el departamento en el que tengo que hacer el proyecto fin de carrera, y había apariciones de terror por medio del camino (se nota que me entusiasma hacer el proyecto). No recuerdo cómo, pero llegué a entrar en la habitación que buscaba y entonces me encontré con una señorita angelita monísima (quién diga que los ángeles no tienen sexo tendría que ver esta de mi sueño).

Un flechazo vamos, y cuando parecía que íbamos a salirnos del género de sueños de terror a otro más para adultos, va y llegan un montón de zombies feísimos a atacarme, claro, yo me cagaba por dentro en la puta comida india que hacía aparecer a estos indeseables. Total, que se estropeó el rollito con la angelita y empecé a defender a mi amada con un abrelatas, de estos que tienen punta (Ahora si estaba en plan valiente). Les pegaba en la cabeza y les abría unas brechas considerables, estaban blanditos los zombies estos, y ante la sangre, me desperté.

Pero por lo que escribía todo esto es por el tema de los sueños lúcidos. Lo leí hace tiempo en ESDLV y la verdad es que me entró bastante curiosidad. Resulta que hay técnicas para empezar a ser un poco conscientes durante los sueños y poder controlar lo que ocurre. De esta forma podrías decidir que hacer durante tus sueños, como en la vida real y hacer un montón de cosas, las que quisieras, serías el rey del universo siempre que durmieses porque podrías hacer todo lo que tu imaginación te permitiese. Creo que hay que empezar intentando recordar los sueños y luego preguntándose cada dos por tres ¿Estoy despierto? Voy a investigar, a ver si mejoro y no me joroba ningún zombie mi rollo con la angelita, que las alas le daban un morbo…

El sábado pasado hizo dos años que regresé de Finlandia…

Written by dajoropo

8 agosto, 2006 a 0:13

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with ,

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Vaya vaya, menos mal que yo no pedí pollo sino cordero. La verdad es que yo no recuerdo mis sueños (si es que los tengo), en fin nunca podré escribir entradas acerca de estos.

    Creo que ser consciente de tus sueños y poder manipularlos les haria perder un poco de su “chicha”, por que entonces rara vez nos despertariamos diciendo: “¡joder que sueño más raro he tenido!”

    En fin Aquí se despide Ferld.

    Glaurung

    9 agosto, 2006 at 5:02

  2. Me encantó lo de que en sueños no eres valiente…
    Y mientras leíate… recordé que a mí siempre me quieren matar y nunca lo logran o casi nunca… pero pasa mucho que siempre hay una angelita pero acá es copia de la chun li o la monita de videojuegos que más te plazca, o de pelis… que también se vale ¿no?
    Te decía que al leerte pensaba en que a mí me pasa mucho eso de los sueños mezclados y que justo antes de despertar se vuelven para mayores… y me preguntaba (antes de leerlo) si te pasaba igual.
    Y venga la sorpresa que describes a la angelitaa…. ¡¡¡quien te viera dani!! tan querendón y tan apasiona’o que una chamaquita de esas te cambie la naturaleza y de computólogo a ¡cazazombies!
    Yo he tenido los lúcidos un par de veces… es increíble lo que puedes llegar a querer que te pase.
    ps. sueños = deseos.. estoy por terminar la historia interminable de Michael Ende y Ya pedí el de Momo pero alguien no lo ha devuelto a la biblioteca.

    kluzter

    9 agosto, 2006 at 20:21

  3. dani es facil hacer lo que uno quiere con sus sueños y llegar a ser el rey del mundo si te lo propusieras lo unico que necesitas hacer es estar despierto

    Miguel

    7 octubre, 2006 at 21:20


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: