Érase una vez un sueño

Lo cutre

with 11 comments

Hoy es el día internacional sin coches. También es viernes. Hoy salimos todos del trabajo increíblemente contentos y deseándonos buen fin de semana, las nubes nos habían perdonado y el sol brillaba allá en lo alto hasta que apareció él. El atasco.

En agosto solía tardar 45 minutos en llegar a mi casa (40 Km.), ahora en septiembre algo más. Hoy he tardado 1 hora y 45 minutos. Batiendo marcas. El caos se provocó porque a un camión le dio por arder en mitad de la autovía. No sabía que hacer y se dijo “¿Y si ardo?” y ardió.

Cuando conseguí pasar el origen de todos los males, allí tan solo estaba el esqueleto del camión incinerado, un par de guardias y algo que no pudo dejar de llamarme la atención. Un intacto y pequeño camión de bolsas de hielo.

Podría pasar inadvertido para un observador poco avispado, pero allí donde todo el mundo esperaba ver un camión de bomberos, estaba el de los hielos, y claro, no pude evitar imaginarme al señor del camión, lanzando bolsas de hielo sobre una bola de llamas como si lanzara carbón a la caldera del Titanic. Si lo apagó así, nunca lo sabremos, pero disfrutaré pensando que sí.

Lo único que se me ocurría para describir aquello fue “cutre”. Y al fin y al cabo, pensé que es el concepto que une a todos los pueblos latinos. No es el mar mediterráneo, ni el aceite de oliva, ni la dieta, ni la fiesta. Lo que nos une, es lo cutre.

Cutre es aquella solución de un problema, de forma temporal en principio, pero que suele ser algo más que temporal. Y que cuando alguien ve como hemos solucionado, decimos: “Es que no he tenido tiempo de…”

Una de mis frases, “las soluciones temporales se convierten en soluciones finales”, va en honor de todas esas cosas que se hacen porque es domingo y la ferretería está cerrada, porque llueve y no quieres salir a comprar el tornillo que falta o simplemente porque eres un vago de pura cepa, y que al final se instalan en la vida cotidiana.

Creo que lo cutre nos define y quiero hacerle un homenaje. Además recuerdo que allá por México no se utilizaba exactamente este término, aunque por supuesto que también harán cosas cutres, pues lo heredaron de los maestros, y esto puede servir para que se comprenda de qué hablamos. Al principio puede resultar difícil, pero seguro que después os sentiréis mucho mejor.

— Hola, me llamo Dani, y soy cutre.
— Te damos la bienvenida Dani. — Dijeron al unisono todos los de la sala.
— El otro día no tenía pañuelo y me soné los mocos con papel de periódico.
— Te apoyamos Dani.
— También he llegado a lavarme los dientes con los dedos porque no tenía cepillo.
— Te comprendemos Dani.
— Un día en el baño, no quedaba papel y…

Así que ya sabéis, aceptad lo cutre, admirarlo, pensad que hay gente que consigue vivir de ello, y ante todo no lo reprimáis. Poned en los comentarios cosas cutres que hicisteis alguna vez, manifestaos y liberaos.

Si te sientes cutre, dilo.

“El mundo está a oscuras, ilumina tu parte”

Escrito en una pared de Lisboa

Written by dajoropo

22 septiembre, 2006 a 20:22

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Llegué a mi casa a las 5 de la tarde ^^, sin comer, con ataque de vértigo…Y todo por unos metritos de carril cortado.

    Elmita

    23 septiembre, 2006 at 21:47

  2. me he lavado la caballera con jabón..

    me he lavado el cuerpo con shampoo…

    me he lavado con jabón para la ropa…

    he sujetado mis chinos con ligas de oficina, con pulseras y los he escondido alguna vez bajo el cuello de la camisa… por no contar con el aditamento apropiado y porque no tenía tiempo de ir a comprar uno😛

    mi automóvil casi pierde una polvera que aún mantiene en su lugar por un alambre estratégicamente amarrado… y no le veo cuándo será llevado a un hojalatero que ponga las cosas en su lugar como se debe.

    kluzter

    24 septiembre, 2006 at 23:39

  3. Bueno lo que sales el viernes de trabajar feliz y contento lo dirás por tí que no trabajas los fines de semana, no como otros pobres infelices (entre ellos yo como ya habréis deducido).

    Pa cutre el teclado desde el que escribo, al cual se le perdio la tecla “B” y en su lugar tiene la tecla “f” de otro teclado.

    Glaurung

    25 septiembre, 2006 at 6:47

  4. ¡Viva lo cutre!

    Necesito más confesiones cutres, ¡ánimo!
    😀

    dajoropo

    26 septiembre, 2006 at 20:29

  5. Hola!! Yo soy tan cutre que, por no ir más lejos, la semana pasada se me olvidó echar la toalla para ducharme después del deporte. Sabeis lo que usé? Mis calzoncillos.

    Me encanta este blog, creo que lo cutre tiene encanto. Málaga en cutre y me encanta. Y nosotros, aunque nos pese, somo “hijos de lo cutre y derivados”.

    Robles

    27 septiembre, 2006 at 0:58

  6. ¡Me encanta tu cutrehistoria! jejeje pero no puedo dejar de hacerte una pregunta… Sustituiste la toalla por los calzoncillos, pero… ¿Los limpios o los sucios? Es solo para que nadie se lleve una impresión equivocada, jeje

    ¡Más cutrehistorias por favor! jeje

    dajoropo

    27 septiembre, 2006 at 12:23

  7. Los sucios.

    Robles

    28 septiembre, 2006 at 0:13

  8. Un día arreglé, provisionalmente, el pinchazo de una barca hinchable con un chicle. Bueno, willy fo lo hacía con su bastón.
    Por supuesto terminamos hudiendonos.

    Robles

    30 septiembre, 2006 at 10:18

  9. xD Esta entrada ha merecido la pena por poder leer los comentarios de Robles! jejeje

    ¡magnificos!

    dajoropo

    30 septiembre, 2006 at 14:00

  10. El espejo retrovisor izquierdo de mi coche mantiene el ángulo de visión gracias a un par de folios plegados a conciencia y encajados en ambos lados del cristal.

    Hace dos años quise comprar soportes de guitarra para colgarlas en la pared; sin embargo, “provisionalmente”, puse alcayatas, de las cuales pendían cuerdas de guitarra con una esponja de baño atada al final, y de ellas (las alcayatas) colgué las guitarras. En fin, ahí siguen.

    No tenía pesas con las que hacer ejercicio, así que usé ladrillos de obra.

    No seais crueles conmigo…

    miguel bau

    30 octubre, 2006 at 13:13

  11. ¡Me encanta! y como todo lo cutre que nos rodea son también cosas muy útiles!!

    Recuerdo las esponjas, magnificas😀

    dajoropo

    30 octubre, 2006 at 16:53


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: