Érase una vez un sueño

Marruecos. Fez y Azrou

with 4 comments

La segunda parte del viaje continuó con un trayecto en autobús, dónde unos portamaletas nos amenazaron (bastante agresivos) por no querer pagarles por haber subido nuestro equipaje arriba (pedían la mitad del precio del billete de un viaje de 5 horas por subir cada maleta). Al final la cosa no estuvo tan fea y le dimos un poco cada uno (aún así, más de lo que merecían, claro).

Tras este incidente y dado que en el autobús no había demasiado espacio para las piernas (5 horas con una parada de 30 minutos), al llegar a Fez estábamos bastante desorientados. Tanto que seguimos a un “hotelero” que nos hizo el gato con unas habitaciones (las más baratas que he pagado en mi vida, he de decir, menos de 4€) donde dormimos una noche. De la que salimos escarmentados, la noche siguiente la pasamos en el albergue juvenil.

Fez tiene una de las mayores medinas, más de 300 calles con más de 300 mezquitas, nadie puede poner excusas por no rezar. La calle principal es largísima y está llena de comercios, hasta arriba de productos, donde empiezas a preguntarte ¿Realmente todo el mundo vive aquí del comercio? ¿Se puede necesitar comprar tantas cosas?

Cruzando esta calle es normal tener que apartarse a un lado cuando algún burro sube a toda prisa cargado de productos, a veces casi te atropellan. Escuchar los rezos desde las múltiples mezquitas mientras la gente camina de un lado para otro. Es una pequeña locura dónde también se venden alimentos con una higiene que deja bastante que desear.

Para mí lo más impactante de la medina fueron los talleres. Los lugares donde trabajan el cuero, donde lo pintan, donde tejen las mantas y alfombras. Si te interesa saber como serían durante la Edad Media no tienes que imaginar mucho, casi no han cambiado.

Algunos trabajan en cuartos sin ventanas ni ventilación, otros meten casi el cuerpo entero en tinajas llenas de algún producto nada recomendable (si algo le quita el color y el agua al cuero, no creo que sea bueno para tus piernas…). En fin, una impresión, que le hace a uno preguntarse muchas cosas.

La parte nueva de la ciudad no tiene nada que ver con la medina. Grandes avenidas, coches en lugar de burros, vestimentas mucho más europeas, McDonald’s… en fin lo que nosotros llamamos modernidad, incluso había oficina de turismo.

En Fez me di cuenta de una de las grandes diferencias de este viaje. Estoy acostumbrado a entrar en monumentos, museos, catedrales y demás puntos típicos para un turista. En Marruecos esto no es así.

Dado que los “infieles” no musulmanes no podemos entrar en sus lugares sagrados (casi cualquier lugar que te interese) y que los pocos sitios que podíamos visitar los dejamos por cuestiones de horarios, pues casi todo el tiempo era pasear por las calles y observar. Contratar un guía oficial es muy recomendable, dado que te explica las historias de las diferentes calles y te lleva por lugares en los que tal vez no te atreverías a entrar solo y hace que el paseo no se vuelva repetitivo.

Desde Fez salimos hasta Azrou, un pueblo de montaña que está bastante bien situado para visitar un gran bosque de cedros (con monos y jabalíes incluidos), lagos, cuevas y demás maravillas naturales. Este pueblo también fue de lo mejor del viaje, la gente es más amable y no están intentando venderte algo a cada instante, o tal vez esa sea una opinión influenciada porque antes habíamos estado en Fez…

Tras dos días más relajados en Azrou, tomamos rumbo hacía Fez de nuevo en autobús y luego un par de trenes hasta Tánger, taxi, ferry, buscar mi coche que seguía intacto junto al puerto y vuelta al hogar.

“Adiós mundo cruel,
me voy a Marruecos
para nunca volver,
colgar el batín,
cambiar bisturí
por chilaba y cachimba.”
M-Clan – Chilaba y cachimba

Written by dajoropo

19 diciembre, 2006 a 22:06

Publicado en Viajando

Tagged with , ,

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. andate… tú que sabes de secar cueros.
    Si lo que secan es cuero de animal, no ha de ser malo para un hombre.

    un momento…

    cuaaaaazzz… imagína…

    ¿sería muy divertido que pintaran el cuero de igual manera no?

    Adivinar que alguien es pintacueros sólo de verlo, no por lo curtido de sus brazos o piernas, sino porque presenta curiosamente una pigmentación de pitufo en todo su cuerpo sin estar tatuado.

    kluzter

    20 diciembre, 2006 at 22:02

  2. A lo mejor era cuero de infiel lo que secaban y pintaban? Y a lo mejor luego lo venden en el cote inglés?

    Glaurung

    26 diciembre, 2006 at 12:03

  3. Yo en diciembre también fui a Marruecos desde Galicia con 2 amigos, y es increible, lo que cuentas coincide perfectamente con lo que nosotros vivimos, a excepción de que luego nosotros fuimos a Meknes y luego a Rabat. A nosotros nos ocurrieron también unas cuantas anécdotas, como que tuvimos que “sobornar” a un policia por que decía que llevabamos exceso de velocidad, encuentros con algunos personajes locos, etc.
    Muy bien contado. Saludos.

    Gonzalo

    13 enero, 2007 at 22:58

  4. Voy a Azrou con cierta asiduidad, una ciudad excelentemente situada en el medio-atlas,donde los bosques de cedros,impresionan y los 40 manantiales de Oum-erbia refrescan en verano los pies. Dificil bañarse en sus aguas gélidas, pero fantástico lugar para pasar un día o dos en su ribera, tumbado,fumando y comiendo en un sitio realmente increible dificil de describir, autentico sabor del Marruecos real, donde llegan pocos turistas extranjeros, pero muchos nacionales. Cerca de las pistas de esqui de Misschliffen,muchos hoteles. Tambien cerquita de Fez y a 40 min en coche de Mekines. Desde aquí recomiendo el camping Amazigh llegando por la carretera de Fez, a unos 7 km de Azrou(hombre libre en bereber)limpio, acogedor, equipado. Y sus gentes que viven la cadencia típica del pais de la estrella verde, Ifrane tambien merece una visita, parece un pueblo de centro europa, jardines públicos chulisimos y casitas unifamiliares, donde (como no) el rey tiene uno de sus palacios.

    habichuela

    7 julio, 2009 at 10:42


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: