Érase una vez un sueño

Miradas

with 6 comments

Cuando volvió la luz, el televisor desprendía un ligero olor a quemado. No encendía.

De repente hubo un gran silencio en el salón, y ninguno supimos donde mirar.

Written by dajoropo

8 enero, 2007 a 22:18

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Fue un día de luto. Aunque un día provechoso sin tele.

    jarzurita

    9 enero, 2007 at 1:24

  2. es como perder un hijo…

    no tiene nombre.

    kluzter

    9 enero, 2007 at 3:47

  3. Que triste… quizás mirarse a la cara hubiera sido una buena opción.

    saludos

    lapsus

    9 enero, 2007 at 15:24

  4. Bueno, ya sabes como me sentiría si no tuviera e-mule.

    Glaurung

    10 enero, 2007 at 14:12

  5. Oye, pues yo me siento de puta madre, a ver si voy a tener que quitarte el e-mule…😛

    dajoropo

    10 enero, 2007 at 20:23

  6. Hace poco se nos fue la luz aquí en el piso de Graná. Mi hermano y yo estábamos viendo la tele, y cuando se apagó, nos quedamos un momento en silencio y luego dije: “Bueno… qué has hecho hoy?”

    Nos empezamos a reír. Luego volvió la luz.

    miguel bau

    11 enero, 2007 at 14:04


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: