Érase una vez un sueño

Detroit Pistons

with 7 comments

Cuando yo era pequeño, mi madre me compró una toalla para la playa en el baratillo (mercado por excelencia, como las “pulgas” en México). Era de los Pistons de Detroit, tenía un gran número 11 y contaba con su falso escudo oficial de la NBA.

En la vida había (ni aún he) visto un partido de la NBA, no tenía ni idea de quienes serían esos señores llamados “Lohs Piston”, ni sabía si eran buenos jugando o si habían conseguido ganar algún trofeo en toda su historia.

Además lo único que sabía de Detroit es que allí vivía Robocop que, aunque con Bugs Bunny y Mortadelo estaba en mi grupo de modelos de conducta a imitar, era sólo uno de los muchos ciudadanos que podía tener una ciudad como Detroit. Pero pese a todo este desconocimiento, pensé que los Pistons de Detroit eran el mejor equipo de baloncesto del mundo. Qué digo del mundo, de la galaxia entera y de la historia del universo. Ahí es ná.

Hubo un tiempo en el que fui aficionado a ver fútbol. Coleccionaba cromos, me enteraba de todos los resultados de la liga de 1ª, y me sabía los nombres de los jugadores. Sería como un año o dos, luego pasé del tema y ahora sólo conozco a los jugadores que salen en los anuncios, y a veces ni eso.

Pero fue una época en la que me lo pasé muy bien viendo partidos, mirando estadísticas de los jugadores y en el que siempre pensé que mi equipo era mejor que cualquier otro, y que merecía ganar. Pero ¿por qué era mi equipo?

Es cómo la pregunta: “papá, ¿por qué somos del Atleti?” que el padre no sabe contestar. Es cómo si fuese algo no elegido, con lo que se nace o se hereda, vamos, si te toca ser del Atleti una putada.

Mi madre quiere que gane el equipo de fútbol del que era mi abuelo (y el partido político también). Y al mismo tiempo también se heredan rivalidades. No habría nada peor para un sevillista que tener un hijo bético y viceversa. Pasa igual con el Madrid y el Barcelona, Tigres y Rayados, Marvel y DC Cómics, Los Beatles y los Rollings, con la forma de colocar el papel higiénico, o con los que creen que se puede pasar del culo a la boca y los que no… (es que me ha impactado Clerks 2)

Dentro del tercer nivel de la pirámide de Maslow (N. de aceptación social) está la pertenencia a un grupo o tribu. Necesitamos sentirnos identificados con un conjunto que sea superior a nosotros y que nos englobe, que sea afín a nosotros en algo o al que nosotros seamos afines, que no es lo mismo. Si no, nos deprimiríamos y perderíamos motivación por vivir, porque el ser humano no es tal sin más humanos a su alrededor.

Tras elegir pertenecer a un grupo social u otro, esta pertenencia puede modificar tu interpretación de la realidad para que esta no traicione tus creencias. Justificar a un político de tu partido o a un jugador de tu equipo que realmente ha metido la pata bien metida en algún momento, simplemente porque es de los tuyos.

No es que crea que la gente tiene que ser perfecta en todo momento o pedir clemencia, pero reconocer cuando algo sale mal, aunque sea para no volver a equivocarse, creo que es lo más correcto. Seguramente soy el primero que no cumple esto, pero me alegro mucho cuando digo, “la lié” y no espero ni el perdón ni pretendo justificarme como tanto hago. Tan sólo acepto que me he equivocado.

Creo que esto de la pertenencia a grupos, las interpretaciones de la realidad y la forma de colocar el papel higiénico podrían dar mucho juego y me estoy desviando mucho, pero lo que quería preguntarme en un principio es ¿Hasta qué punto podemos abandonar la pertenencia a uno de estos grupos que heredamos? ¿Qué tiene que ocurrir para que decidamos plantearnos más opciones? ¿Hasta que punto no seguirá esa pertenencia a un grupo dentro de nosotros?

Pues creo que lo primero y básico es conocer que hay más opciones, verlas casi todas, darse cuenta de lo que tienen en común o diferente y al final elegir de verdad. Vamos, lo que viene a ser viajar y conocer mundo, para al final darte cuenta de que nadie es tan distinto, ver lo que tenemos en común y al final decidir pertenecer a ese grupo que los engloba a todos y que últimamente no está tan de moda, el de los seres humanos.

Ayer encontré mi toalla vieja. Los Detroit Pistons perdieron 93 a 99 contra los Atlanta Hawks

Written by dajoropo

13 enero, 2007 a 16:05

Publicado en Reflexiones

Tagged with

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Aparte que la Marvel compró hace ya un tiempo a la DC, me alegra leerte este post. Efectivamente, a todos nos falta autocrítica, aunque, para mí la solución no pasa por integrarse en un grupo más grande (El de la Humanidad) sino en uno aún más pequeño (El de uno mismo) desarrollando, en la medida de lo posible, el sentido del humor y la noción de que ninguno de nosotros tiene la verdad absoluta ni es (Ni puede ser, a Dios gracias) perfecto.
    Hay que intentar coger lo mejor de cada uno, en tanto en cuanto nos permita conocernos mejor a nosotros mismos. Sapere aude! como diría cierto alemán muerto.

    PD: Yo tenía una carpeta y una papelera (Que aún conservo) con las insignias de un montón de equipos de rugby americanos y una del Barcelona. Me pasó algo parecido.

    RGL

    14 enero, 2007 at 19:32

  2. ¡¡¡Pero los tibres son mucho mejores que los raya’os!!!
    ¿Habeis visto su nuevo uniforme ¡LILA!? Vaya que el juego del hombre empieza a volverse más… pues no sé.. algo así como que no tan de hombres.

    Creo que esa cuestión la he notado en muchos colegas del área de Sistemas/Tecnología. El evalur alternativas y revisar cuanta opción resvale en nuestros rostros.

    En lo particular yo soy más perezoso y me conformo con quedarme con mis tibres, los jets de ny, los sultanes, starwars y radiohead.

    Se rumora que entre más sepa/conozca el hombre, menos feliz es… y creo que eso no es tan falso eh… creo que nos arrepeniríamos casi siempre de todas las decisiones tomadas en el pasado y nos alegraríamos de haber corregido el rumbo… que después nos traerá algo de depresión porque salió algo nuevo que no vimos y nomás no acabaremos.

    Pistons Suck!
    go Jazz!:P

    kluzter

    15 enero, 2007 at 18:53

  3. Pero ¿coger lo mejor de cada uno no es sentirse identificado en parte con todo el mundo, es decir pertenecer a la humanidad? Creo que vernos a todos comos personas individuales puede ser lo más lógico para pertenecer a la humanidad.

    Sobre lo de las decisiones, no creo que haya que arrepentirse porque hayamos tomado en el pasado una decisión que no tomaríamos ahora porque ahora dispongamos de más información. Si en ese momento pareció una buena idea, es que tal vez en ese momento fuese una buena idea, y no lo sea ahora. Ideas mutantes adolescentes🙂

    No sabía lo de la Marvel y DC, será algo así como cuando Microsoft compró Apple, el fin de un clásico…

    ¡¡Arriba Borregos!!

    dajoropo

    18 enero, 2007 at 22:08

  4. Lo que pasa es que la identidad es una ilusión del ego. Tener personalidad es considerarse separado de la unidad universal. La cuestión es que el ego es necesario para nuestro crecimiento espiritual, así que lo mejor es tener personalidad, tribu, gustos definidos y todo lo que quieras, pero no tomártelo demasiado en serio.

    Be feeter my friend!

    miguel bau

    20 enero, 2007 at 19:06

  5. … al = k papirobert tb me pasó algp parecido con una ekipacion k me regalaó mi padre cuando cumplí 6 años, era de los “boston celtic” (un ekipo de la nba) y tenia el numero 88 , el jugador se llamaba larry bird, era de ls pocos jugadores blancos k jugaba en la nba… con el paso de ls tiempo y cambiando del sentido de la conversacion descubrí k los neonazis usaban el numero 88 en “zus cozillas” x eso del hith hitler (la letra octava del abecedario es la H) me acordé de la puta ekipacion de baloncesto y a pensar mal en el k fue uno d “mis idolos”… xp

    churruca

    22 enero, 2007 at 2:29

  6. Y el post se resume en:

    Robocop + Bugs Bunny + Mortadelo = Zapato

    Zapato = Dani

    Mortadelo -> Por las Gafas
    Robocop -> Porque detras de un duro corazón
    metálico hay un hombre sensible
    Bugs Bunny -> Porque te gustan las zanahorias🙂

    Glaurung

    25 enero, 2007 at 14:32

  7. Un gran resumen matemático, seguramente podrías hacer algunas cuentas para que el viejo Churruca no viese con malos ojos el número 88, o sí no que pruebe a decir 8 muchas veces seguidas🙂

    Arriba los feeters!!🙂

    dajoropo

    30 enero, 2007 at 18:43


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: