Érase una vez un sueño

Veinticinco y una fondue

with 6 comments

Y parece que fue ayer cuando estaba yo cumpliendo años en Finlandia, y con ello por primera vez fuera de España. Hace ya cuatro años de eso y ahora me encuentro en una habitación de hotel en Ginebra, Suiza, en algo que se parece al barrio rojo de Ámsterdam a excepción de que las señoritas llevan paraguas. Es que hoy llueve.

Empecé haciendo un resumen de los últimos cumpleaños, intentando acordarme de qué estaba haciendo hace uno, dos, tres, cuatro, y hasta cinco años. Más allá todo se difumina y no consigo distinguir apenas ningún cumpleaños, excepto uno en el que la tarta tenía forma de barco. La edad, no importa, la tarta estaba buena.

Ya que me ha tocado un día un tanto feo en Ginebra, que aquí todo cierra pronto y que he venido solito en este viaje, me decidí a ir a comer algo nuevo y muy suizo, o al menos algo de las zonas colindantes y me dirigí al bar restaurante recomendado por mi contacto en Suiza.

Dado que pagaba la empresa y que tenía hambre, allí que me pedí una ‘fondue al pesto’. Toda ella para mí. Medio litro de cerveza y una bola de helado de chocolate acompañaban el encargo de cumpleaños del que me sentía orgulloso por haberlo hecho en francés. De los montes de Málaga, pero en francés. Mi marcador de ciudadano del mundo ganaba puntos.

Mientras esperaba la comida pensé en que quería escribir algo aquí, que está el chiringuito algo abandonado desde que estoy en Madrid. Pensaba en escribir sobre la separatidad (sensación de separación) del ser humano de la que he estado leyendo hace poco. Único gran problema al que nos enfrentamos en la vida, y ponerme en plan profundo a divagar de esto, aquello y de lo otro. Mi marcador intelectual podía sumar unos puntos.

Pero el desarrollo de la cena, alteró mis planes, y es que no sabía cómo comer una fondue. Primero vino la cerveza a la mesa, luego un plato con pan y otro platito con un delgado y largo tenedorcito. Tras esto llegó una especie de hornilla con una llama azul. Por ahora todo bien, lo único comestible era el pan, así que no existían demasiadas posibilidades de error. Tras esto el camarero colocó una cacerola sobre el fuego, con un líquido hirviente, burbujeante, palpitante. Se aproximaba la hora de comer, pero aún no sabía cómo.

El camarero dejó de pasar, y de traer cosas nuevas. Yo me entretenía mirando los mensajitos de feliz cumpleaños (muchas gracias de paso) y el tiempo pasaba. Intentaba actuar con normalidad, como alguien que sabe lo que hace, con esa cara que tiene siempre Sean Conery, y seguí esperando con aires de normalidad.

Ya se había evaporado un tercio de la cacerola cuando el camarero me preguntó si algo iba mal. Y ese fue el momento señores y señoritas. En ese mismo instante me empequeñecí cuanto pude y dejé de intentar aparentar ser un 007, pensé que seguía siendo el catetillo que siempre he sido y en ese momento dije, en inglés para intentar ampararme en mi condición de extranjero, “es que no sé como se come”. La frase tiene miga.

Tras una demostración práctica sin necesidad de palabras, pude empezar a comer, y darme cuenta de que si hubiese preguntado antes en vez de hacerme el listo, ahora tendría un tercio de fondue más. Mi marcador de estúpido ascendía hasta límites insospechados.

Ahora tan sólo tenéis que imaginar a un pobre payaso en suiza comiéndose una fondue mientras se ríe sólo. Así será fácil recordar este cumpleaños, será el cumpleaños de la fondue, o el de “si no sabes, pregunta hijo”. Que diría mi tan sabía madre.

Existen muchas formas de desnudarse. Quitarse la ropa es tan sólo una de ellas.

Written by dajoropo

14 enero, 2008 a 23:56

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me has dejado intrigado, en el proximo post explica como se come una fondue, jeje.

    Saludos.

    skulker

    15 enero, 2008 at 17:25

  2. Tío que te faltó tiempo en méxico…

    Acá en el peor de los casos, te pides un platito y una cuchara, si hay tortillas que también las traigan… que viertes el fondue en el platito, avientas los pedacitos de pan, los sacas y comes con el tenedor o la cuchara… si trajeron las tortillas las enrollas y “chopeas” las puntas en el nuevo caldo/fondue… y si te gusta el experimento, avientas el pan en el caldo, se remoja y lo sacas para hacer tacos de pan de fondue…

    ¡Mexican Style Vato!

    ¡Felicidades por el cumpleaños muchos días de éstos!

    kluzter

    15 enero, 2008 at 22:24

  3. Chacho !!!

    Por fin das señales de vida !!! Te estuve llamamdo el lunes, pero no me cogias el telefono, supuse que estarías en Suiza !!! me acorde de que en las primeras semanas de Enero tenías que ir !!! [Te escribí un e-mail !!!]

    Bueno ya veo que te lo estas pasando bien !!!

    FELIZ CUMPLE-FONDUE !!!

    Alex !!!

    16 enero, 2008 at 15:11

  4. Feliz cumpleaños.

    Tienes que decirme cuándo piensas bajar a Málaga, la inauguración de mi piso es para el día 9 de Febrero si nada se interpone ¿Te interpondrás tú?
    No creo que seas tan valiente.

    Un saludo

    raepertum

    17 enero, 2008 at 21:42

  5. Feliz Cumple!

    Un cuarto de siglo campando por todo el planeta. Los años no pasan en balde, ya tienes ahí los primeros síntomas con lo del “founde al pesto”

    Un abrazo

    Robles

    18 enero, 2008 at 11:09

  6. Pues resulta que para la fondue se tiene el líquido para mojar (ya sea queso fundido o chocolate), un tenedor muy largo y las cosas para mojar, que en mi caso eran pan, pero que podrían ser salchichas, patatas, tomates… Yo no pensé que fuese el pan, y esperaba y esperaba que llegase algo más🙂

    dajoropo

    21 enero, 2008 at 11:49


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: