Érase una vez un sueño

Posts Tagged ‘Paris

Acabó en un karaoke

with 4 comments

Nos conocimos en París hace ya algo más de dos años y medio. Todavía lo recuerdo, fue mi primer día allí, y me quedé en la calle sin poder entrar a casa mientras llovía. Estos franceses con sus porteros con clave… Y desde el principio me ayudó mucho.

Desde entonces nuestra relación había sido un poco intermitente. No era que nos buscásemos sólo por necesidad, pero supongo que a veces simplemente inicias una relación por la seguridad que esta te aporta. De hecho, en verano ni nos veíamos. Una época difícil para las relaciones, la gente que va muy ligera de ropa cuando llega el calor.

El jueves pasado fue uno de estos días que sales a tomarte una, y al final acabas borracho en un karaoke, de estos en los que habita la tentación. Con escaleras hacia abajo y copas de garrafón, escenario pequeño y mujeres malas que diría mi madre. Y claro, con unas copas de más pasan esas cosas que pasan, y luego te arrepientes. Terminas vomitando donde no debes y parece que se te olvida todo, y al final parece que se te olvida lo que no se te debería olvidar…

En fin, supongo que tendré que comprarme un paraguas nuevo, mira que dejarlo olvidado en el karaoke…

Written by dajoropo

3 marzo, 2010 at 18:12

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with , ,

Il était une fois un réve

with 6 comments

Pues érase una vez que se era, un joven informático malagueño (de pueblo, pero malagueño) que había ido a estudiar francés a París, y por supuesto más que nada a divertirse. Resultó que en el país galo había un presidente que quería llevar a cabo una reforma sobre la cantidad de años que tiene que trabajar el personal ferroviario. Resultó que al personal ferroviario no le gustaba la idea, y aún peor, los sindicatos dijeron que esta reforma era el principio de un gran numero de reformas (según los sindicatos, todas abominables) que vendrían tras esta. Todos se unieron para frenarla y la gente comenzó a comparar al presidente con Napoleón, el cual seguía tranquilo en su tumba (7,5€ la entrada, 5,5€ estudiantes) en Les Invalides. El presidente no cedía, y dijo que llevaría las reformas a cabo, pues estaban en el programa electoral, por el que fue elegido. Pese a que todos hablaban en francés, allí nadie se entendía.

Aunque nuestro personajillo solía vivir ajeno a todas estas disputas, y cuando había huelga de transportes (el mes anterior había vivido una similar), simplemente se quedaba en casa tocando la guitarra y soñando despierto, esta vez se encontraba ante un posible problema. Habían convocado huelga para el 13 de Noviembre a partir de las 20:00 sin establecer su final y nuestro personajillo tenia un asiento esperándole en un avión con fecha 15 de Noviembre con destino a Madrid para después coger otro con destino a Málaga. Y mientras se escribe esta historia, ninguna de las lineas que van al aeropuerto están funcionando, y los diarios hablan de 300 Km de retenciones en París.

¿Cómo estará la situación mañana? ¿Conseguirá nuestro personajillo llegar a tiempo a su vuelo? ¿Quedará atrapado en París? ¿Podrá comer por fin un buen puchero de garbanzos? ¿Dejarán de llamar a París la ciudad de la luz para llamarla la ciudad de las huelgas?

Written by dajoropo

14 noviembre, 2007 at 14:00

Publicado en Viajando

Tagged with , , ,

Alliance Française

with 6 comments

A falta de dos semanas para mi regreso a la madre patria, voy a hacer un pequeño resumen de lo que me he ido encontrando por las tierras galas. Hoy hablaremos de las clases de francés, que es por lo que se supone que nuestro querido ministerio de educación y ciencia me dio el dinero para venir aquí. Lo de tomar vino a orillas del Sena no venía en la convocatoria de la beca, aunque ahí también se aprende, no os creáis que lo hago solo por disfrute personal.

El viernes pasado fue mi último día de clases en la Alliance Française, y bueno, puedo decir que mi nivel de francés ha mejorado, ya que cuando vine era cero patatero. Claro que así cualquiera mejora, pero hay que quedarse con lo positivo. Como siempre en todo aprendizaje de un idioma, comprendo mas que hablo, pero comprendo cuando me hablan despacito como si fuese un chimpancé ruso.

Ha sido una experiencia esto de volver a ser estudiante, es como volver al cole. El segundo día de clase la gente se sienta en la misma silla en la que sentó al azar el primer día, como cuando pequeños, te mandan deberes para casa, tienes un intermedio para un “petit café”, y todas esas cosas, solo faltaba el matón que te amenazaba con romperte las piernas si no le dabas tu bocadillo. Como decía, casi como el cole.

Las clases son ultra heterogéneas y con gente de niveles muy dispares: algunos porque tienen demasiado nivel para la clase en la que están y otros (ahí va un servidor) porque están en un nivel mas alto del que les corresponde (omitiré hablar de mi test de ubicación). Todo el mundo me dice que así se aprende más, parece que lo que no te mata, te hace mas fuerte.

Luego está la disparidad en cuanto a la procedencia. Hay desde modelos alemanas divinas de la muerte hasta ex militares lituanos que quedaron medio tocados en un accidente de maniobras, pasando por inglesas que trabajan de au pair, chinas que se casaron con un francés y ahora les toca aprender a comunicarse con los vecinos, neoyorquinas que actúan en el casino de París, brasileños que vienen a estudiar cocina y viven en Le Champs-Elysées, o la gente que simplemente se ha tomado un año sabático para vivir la vida (Olé por quien pueda), y algunos descarriados con la beca del ministerio. En fin, un circo digno de ver, y bastante divertido, todo hay que decir.

Ademas otras característica de la Alliance Française es que cada semana entra y sale gente de la clase. Los cursos son de un mes, pero cada uno puede contratar clases por determinadas semanas. Suele haber un núcleo en la clase, pero la gente cambia sin que te des cuenta, así que casi todas las semanas: Bonjour, je m’appelle Daniel, je suis Informaticien… Si hay algo que he aprendido bien, es a presentarme, aunque solo sea por repetición.

Y bueno, tras todo esto, he decido que seguiré estudiando la lengua de Astérix y de Tintin, y es que me he comprado “Le petit prince”, y unos BDs (Bande dessinée, o sea historietas o cómics) que tendré que leer. Y particularmente me quedo con el momento en el que mi profesora favorita despidió el curso y, mirándome con una sonrisa, agradeció nuestro buen sentido del humor. Qué fácil soy de conquistar a veces.

“¿Te das cuenta de que acabas de comparar la Segunda Guerra Mundial con las mujeres?”
Cosas que me dice Ruben en esas noche de vino blanco D’Alsace, lo que me tiene que aguantar el pobre.

Written by dajoropo

31 octubre, 2007 at 16:37

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with

Space Invaders

with 6 comments

Invader es como se hace llamar un artista callejero nacido en 1969, que crea caracteres inspirados en el videojuego Space Invaders con pequeñas piezas de porcelana en diferentes partes de ciudades de todo el mundo desde 1998. A esto le llamo “la invasion”. Ya no es el el unico que se dedica a realizar estos peronajes por la ciudades, y existe una Web oficial donde encontrarlos. El primero que vi fue en Holanda, en Delft. Habia leido sobre el tema en Internet, pero la verdad que fue una sorpresa encontrar uno de estos coloridos marcianitos de repente. Como el artista que invento este movimiento es frances y la primera ciudad que invadio fue Paris, resulta que ya he visto unos cuantos desde que ando por el pais galo, asi que he decidido crear un album de fotos donde ire colocando cada uno que me encuentre, siempre que me pille con la camara en la mano, claro. Pero sin mirar antes en el mapa, que tienen que ser una sorpresa.

Album “Space Invaders”

Written by dajoropo

10 octubre, 2007 at 18:53

Publicado en Lo que une un día con otro

Tagged with , , ,

Je m’appelle Dani

with 6 comments

Paris es super caro, y mas desde que yo estoy aqui porque cada vez que hablo sube el pan. Ya llevo dos dias de clase y la verdad es que consigo hacer los ejercicios, con cierto esfuerzo, pero lo consigo (si, si, ya se que hice trampa en el test de ubicacion, pero solo lo hice porque me dejaron). Otra cosa es hablar. Cada vez que mi profesora me manda leer algo se le puede leer en los ojos: “Pobrecillo, es español”. Al menos puedo usar esa excusa.

Y es que cuando Dios creo al ser humano, lo doto de cinco dedos por algo, no es casualidad. Lo hizo para que fuese capaz de recordar cinco cosas de un mismo campo de conocimiento, no mas. Todo lo que excediese de los cinco dedos era vano e innecesario. Una clara aplicacion de este principio son las cinco vocales que poseemos en nuestro querido idioma, que yo estoy destrozando a base de no poder poner tildes. Cinco. El a,e,i,o,u y borriquito como tu. Simple y efectivo. Pero claro, llegaron los franceses y tras cortarle la cabeza a los reyes pensaron que ya de paso por que no desafiar a Dios utilizando mas vocales de las necesarias y empezaron a poner la boca en posiciones extrañas y a cada nuevo sonido lo llamaban vocal.

Tiempo despues se les ocurrio que ese idioma que tanto hablaban debia ser escrito, y decidieron contratar a alguien para que les crease la lengua escrita. Creo que ya sabemos todos como van los proyectos de las empresas publicas, se paga mucho y no se hace muy bien. Como pagaban por letra usada, la empresa que consiguio el concurso de adjudicacion del proyecto (seguro que era española) se dedico a poner un monton de letras en cada palabra, aunque nunca llegasen a pronunciarse, pero con la excusa de la diversidad lexica se sacaron unos buenos cuartos.

Bueno, y despues de esta parida mental, que todo muy bien, que estoy comiendo bien mama y no me junto con gente mala ni nada de eso. Suele estar nublado y a veces llueve, pero que me he comprado un paraplui de esos y que aunque no lo parezca, me gusta aprender frances.

Written by dajoropo

2 octubre, 2007 at 15:58

Llegada a Paris

with 8 comments

Pues la verdad es que no he sido consciente de que estaba en Paris hasta que he llegado. Parece una tonteria, pero tal vez lo sea. Ruben me recogio ayer en el aeropuerto y ya estoy instalado en su mini piso, pero que para mi gusto esta muy apañao (he tenido que mirar la tabla ASCII para poner esa ‘ñ’, espero que la sepais apreciar). Despues fuimos a comer sushi a un japones muy chulo. Si alguien me pregunta ahora mismo por la comida francesa, dire que se basa en el pescado crudo, salsa picante y que se come con palillos.

La verdad es que Ruben tiene en mente un monton de cosas, viajes y noches de poker. Esta noche vamos a comer a un restaurante donde los camareros son ciegos y las luces estan apagadas. Veremos si no le meto el tenedor a nadie en el ojo. Hay un plato sorpresa que puede ser cualquier cosa a adivinar (puedes decirles una lista de alimentos que no quieres antes, no vaya a ser que te de un ataque alergico in situ), y para ir al baño tienes que llamar al camarero para que te lleve de la manita. En el servicio hay luz, no hace falta que te aguanten la colita. Y el sabado vamos a una fiesta de cumpleaños a la Bretagne, llevare mi diccionario aunque no se hasta que copa sere capaz de leerlo…

Por si no lo habeis notado, escribo desde un pinche teclado franchute, asi que no vereis una tilde en un tiempo, y la verdad es que me cansa escribir aqui: la ‘a’ esta donde la ‘q’, la ‘z’ donde la ‘w’, y un sin fin de cambios de teclas mas que me hacen retroceder cada tres palabras escritas. Tambien me acabo de dar cuenta de que olvide el cable de la camara, asi que a ver como pongo fotos. Creo que casi mejor me pongo a hacer señales de humo…

Y el lunes comienzo las clases, a ver que tal. Tengo miedo de que me pongan en un nivel demasiado avanzado, bueno, para que engañarnos, tengo miedo de cualquier nivel que exija saber algo mas que ‘bonjour’ e insultos. Aunque siempre podre poner cara de pena o llevar una tortilla de patatas a clase. Ya os contare si ha funcionado.

Written by dajoropo

28 septiembre, 2007 at 13:39

Publicado en Viajando

Tagged with , , , ,